Limpieza y desinfección de centros de lavado

por | 3 marzo, 2017

Los lavados de auto se han convertido en una pieza esencial o complementaria de las estaciones de servicios, si bien esto lugares están diseñados para como su nombre lo indica levar a cabo el proceso de lavado de los vehículos, estos a su vez deben cubrir un proceso protocolar de desinfección y prestar especial atención a la procedencia  y proceso de desagüe del agua utilizado.

El proceso de limpieza y desinfección de centros de lavado se lleva a cabo a través de una serie de fases, entre ellas se encuentran una fase de prevención, una de revisión y el proceso de limpieza y desinfección propiamente dicho.

Limpieza y desinfección de centros de lavado

Limpieza y desinfección de centros de lavado

Fase de prevención.

En esta se toma en cuenta el origen y condiciones generales del agua, a continuación se detalla con mayor profundidad la importancia de dicha fase.

  • Es fundamental que cada una de las piezas que componen el lavado de autos sin importar si se trata de uno manual o automático deben contar con un adecuado proceso de desinfección, de allí la importancia de que estas sean fácilmente desmontables.
  • Deberán tomarse las precauciones pertinentes para evitar el estancamiento de agua, esto debe considerarse en especial durante el proceso de instalación del centro de lavado, se habla además de evitar ciclos de paro en el funcionamiento del lavado debido a que el agua estancada es propensa al desarrollo de microorganismos contaminantes como los son las bacterias.
  • Deberá analizarse la procedencia del agua, generalmente el agua desmineralizada es la principal alternativa para lograr un lavado eficiente y libre de bacterias.

Etapa o fase de Revisión.

Esta fase se encarga de verificar como su nombre lo indica el correcto funcionamiento de cada elemento o pieza que compone el lavado de coches, prestando especial atención a todo lo referente con el flujo del agua, potencia, alcance, entre otros.

Fase de limpieza y desinfección.

Esta es esencialmente la de mayor importancia, de esta dependerá la calidad de servicio que se preste, la función de esta puede englobarse en los siguientes aspectos.

  • Básicamente permite determinar o garantizar la calidad del agua que se utilice en el proceso de lavado, además de la revisión periódica del agua, es de suma importancia puesto que pueden tomarse previsiones oportunas en caso de que exista algún agente bactericida que ponga en riesgo la integridad tanto de los empleados del área como de los usuarios que frecuenten este lugar.
  • En esta fase debe llevarse a cabo un minucioso proceso de lavado de cada tubería y pieza de este centro de lavado, las boquillas de salida de agua, las mangueras, los tanques donde se deposita el agua, entre otros, si bien elemento como el taque de depósito no puede ser lavado a diario, si deberá respetarse un proceso de desinfección cuando se amerite.

Si llegase a comprobarse la presencia de bacterias en cualquier área que forme parte del centro de lavado, el proceso de limpieza establece como obligación protocolar paralizar el funcionamiento de todo el centro de lavado y no podrá reestablecerse la actividad de este, hasta tanto no se realice un adecuado proceso de desinfección y se compruebe el control y erradicación de los microrganismo detectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.