¿Qué debemos saber acerca de la gasolina?

por | 2 octubre, 2014

¿Qué debemos saber acerca de la gasolina?

Forma parte de nuestra rutina diaria decir “Voy a echarle gasolina al coche” e inevitablemente pensar en los precios de dicho carburante.

Pero, ¿qué es la gasolina?, ¿cómo funciona?, ¿Qué debemos saber sobre ella?, en este artículo intentaremos despejar algunas dudas y anotar algunas de sus curiosidades.

La gasolina, es un combustible que almacena grandes cantidades de energía calorífica la cual puede ser aprovechada de diversas formas.

 

¿Qué debemos saber acerca de la gasolina?

¿Qué debemos saber acerca de la gasolina?

 

Todos conocemos la gasolina y sabemos el papel tan importante que juega dentro de la industria automotriz. No en todos los países se le conoce con el mismo nombre, por ejemplo en Suramérica se la conoce como nafta ó bencina.

La gasolina es una mezcla de hidrocarburos derivada del petróleo, que se utiliza como combustible en motores de combustión interna que se encienden a base de una chispa. La especificación más característica, es el índice de octano.

En alguna ocasión, hemos escuchado la palabra octanaje, pero en realidad ¿sabemos a qué se refiere éste término?. Pues el octanaje indica la presión y la temperatura a la que puede ser sometido un combustible carburado, es decir; mezclado con aire antes de autodetonarse, al alcanzar su temperatura de autoignición. Existen diferentes tipos de gasolina comercial que se clasifica en función del octanaje, de 95 octanos y 98 octanos. La gasolina está formada por octanos, ya que estos soportan grandes compresiones sin encenderse espontáneamente.

Cuando la gasolina se enciende por compresión, en vez de la chispa producida por la bujía, entonces se tiene una preignición o cascabeleo del motor. La gasolina de bajo octanaje, soporta menos compresión que la de alto octanaje. La razón de compresión del motor, se puede encontrar en el manual del vehículo donde se indica el tipo de gasolina debe usar nuestro vehículo.

El octanaje, se relaciona con la capacidad de compresión del combustible y no con la potencia del mismo, aumentar el octanaje del combustible, no aumentaría la potencia del vehículo, a menos que el motor así lo requiera.

En los motores de combustión interna de 4 tiempos como los utilizados por los vehículos modernos, una de sus fases es la compresión, durante la cual el pistón del motor comprime la mezcla del aire y gasolina dentro de los cilindros del motor, a un volumen mucho menor que el que ocupaba inicialmente.

 

Características de la gasolina

En España, se comercializan dos tipos de gasolina sin plomo de diferente octanaje cada una denominadas Sin Plomo 95 y Sin Plomo 98, aunque las petroleras realizaban distintas modificaciones en su composición para mejorar el rendimiento, y ofrecer productos ligeramente distintos que la competencia.

La gasolina es ampliamente utilizada en todo el mundo debido a que es un combustible relativamente fácil de obtener que almacena grandes cantidades de energía calorífica que puede ser aprovechada transformándola a otro tipo de energía. Si la gasolina es quemada de manera ideal, es decir, en exceso de oxígeno y sin impurezas, se produce monóxido de carbono, agua y mucha energía. Teóricamente ninguno de estos productos es agresivo a la atmósfera, aunque se cree que el monóxido de carbono contribuye de alguna manera al calentamiento global de la tierra.

 

Cómo ahorrar gasolina

A continuación os dejamos varios consejos sobre cómo poder ahorrar gasolina, esperamos que os sirvan:

  • Al aparcar, utiliza siempre primera.
  • Haz los cambios de marcha a bajas revoluciones: Entre 000 y 2.500 rpm en los coches con motor de gasolina; y entre 1.500 y 2.000 rpm en los Diesel.
  • Velocidad uniforme: Evita acelerones y frenazos en la medida de lo posible. Utiliza la marcha más larga a bajas revoluciones del motor
  • Anticípate al tráfico: Adáptate a las circunstancias para evitar acelerones y frenazos innecesarios.
  • Cambios de marcha en subidas: Retrasa lo máximo posible las reducciones de marcha.
  • En bajadas la marcha más larga.
  • Cómo tomar las curvas: Al aproximarse a una curva, reduce la velocidad levantando el pie del acelerador y deja rodar el coche con la inercia de la marcha engranada.
  • En paradas prolongadas, apaga el motor.
  • Presión de los neumáticos y carga: circular con la presión de los neumáticos recomendada por el fabricante, te ayudará a optimizar tu consumo de carburante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.